Firmes En La Verdad

Como el bien y el mal o la luz y las tinieblas también existen dos fuerzas que viven en constante lucha por la victoria de apropiarse de nuestro ser. Son la verdad y la mentira. Aunque como creyentes tenemos la inclinación moral hacia la verdad, ¿realmente vivimos respondiendo y acorde a la verdad? ¿Vivimos como hijos de Dios o nos seguimos identificando como huérfanos? ¿Vivimos como personas amadas y saciadas por Dios o como personas rechazadas y sedientas? Y así sucesivamente…

La Biblia está llena de verdades eternas sobre nuestra vida; pero ¿por qué no las vivimos? La razón que sugiero es por la falta de firmeza: esa pieza fundamental en nuestra fe pues le da solidez a las verdades que conocemos. En Gálatas 5:1 se nos alienta mantenernos firmes en la libertad la cual es consecuencia de haber conocido la verdad. 

Es interesante como Pablo le enseña a la iglesia en Efeso (Ef. 6) que la armadura espiritual no es para un momento e insiste en la necesidad de permanecer firmes con la armadura puesta en todo momento. Estar firme en la verdad no es tener ausencia de enemigos, sino saber cómo enfrentarlos. Eleazar peleó contra sus enemigos de tal forma que la mano se le quedó pegada a la espada (2. Sam 23:10). ‭‭Tenemos que ser como Eleazar: no soltar la verdad hasta que se quede pegada en nuestra vida.

La firmeza es un proceso y conlleva tiempo. Una forma práctica de afirmarnos es primeramente identificar las mentiras que hemos aceptado en nuestra vida y luego revisar qué dice Dios acerca de ellas. El enemigo no es creativo en su manera de operar. De la misma forma con la que probó a la mujer en el jardín (Gén. 3:1) también desafió al mismo Jesús (Mat. 4:3). Poner en duda la verdad de Dios parece ser su estrategia usual. Jesús nos mostró que a las mentiras se les vence con las palabras que “escritas están”. Aunque los ataques son constantes así también son las palabras de verdad. Te animo a construir tu vida sobre un fundamento firme: la Palabra de verdad.

– 

Anibal Palomeque es de los Cocos de Córdoba y es obrero de Jucum Rosario desde hace tres años. Sirve en los ministerios de alabanza, evangelismo y misericordia. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s