Mi mirada puesta en Tí

A lo largo de la vida, como cristianos nos acostumbramos a orar y hacer miles de preguntas a Dios esperando una respuesta favorable de Su parte, pero en el fondo ¿tenemos una plena confianza en Él?

Cuando Dios nos habla sobre soltar el control y entregarle nuestra vida entera a Él, parece fácil, pero cuando empezamos este camino de confiar plenamente en Dios, surgen preguntas e inquietudes en el momento de la prueba. Vamos a ver las respuestas en la palabra de Dios a 5 preguntas que son muy frecuentes en los momentos de dificultad:

  1. ¿Qué hago? Josué 1:7-8 dice que tenemos que esforzarnos, ser valientes y cumplir con sus mandamientos para ser prosperados.
  2. ¿Qué les digo a aquellos que cuestionan mi proceso? Marcos 13:11 explica que el Espíritu Santo es quien intercede e interviene por nosotros siempre, aún cuando tenemos que hablar. Esto nos reconforta y nos desafía a confiar que Dios es quién habla por nosotros.
  3. ¿Cómo voy a pasar por esta prueba? Hechos 9:2, Salmo 32:8 y Salmo 37:5 nos recuerdan que nuestro mayor ejemplo es Jesús, porque es nuestro guía y estandarte. Dios también nos pide que confiemos en el camino que Él ya ha trazado para nosotros, ya que Él nos guía paso a paso.
  4. ¿Qué va a pasar? En Jeremías 29:11 Dios nos recuerda que Sus planes son de bien para nuestras vidas.
  5. ¿Cuándo va a pasar? Isaías 46:9-10 y Salmo 31:15 deja claro que Dios es dueño del tiempo, tanto del presente como del futuro, y que en Sus manos están nuestros tiempos. También hay que recordarnos que no debemos afanarnos por nada, como dice Mateo 6:25-34.

Entregarle el control a Dios es un ejercicio de paciencia. Habacuc 2:3, Números 23:19 y Romanos 5:3-5 comprueban que Dios cumple Sus promesas y perfecciona nuestra paciencia y confianza en Él a través de las pruebas. Romanos 8:24-25 dice que la esperanza de que se cumplan las promesas de Dios es la que nos hace perseverar, porque si Dios nos revelara el plan completo ¿seguiríamos siendo constantes en nuestras oraciones?

Si olvidáramos el señorío y poder de Dios, y aún dudáramos de Su cuidado y amor paternal, Él siempre estaría pendiente de nosotros (Salmo 38:9). Podemos creer que nuestra paciencia y fe en Dios son las que permiten que las promesas que nos ha dado se cumplan (Hebreos 6:12). Y atravesar la prueba se vuelve más sencillo cuando nuestra mirada está puesta en Él.

Jossye Crespo fue voluntaria en nuestra base este año. Es de Ecuador y estamos muy contentos y agradecidos por el tiempo que compartimos con ella.

Rosario es PROVIDA!

El día 26 noviembre estuvimos defendiendo las dos vidas frente al concejo municipal de Rosario, donde se estaba tomando la decisión de una modificación del protocolo de aborto en nuestra ciudad.Lamentablemente se aprobó pero en medio de todo esto seguiremos defendiendo la vida. #DefendiendoLasDosVidas

Se viene AME ADVENTURE!!!

11-13 de diciembre 2020
10-13 hs. y 18-21hs.

Te invitamos a separar tres días del año para poder entrenarte con la compañía AME Argentina (Artistas en su Máxima Expresión).

Un tiempo para encontrarte con el Dios Artista, donde tus limites serán expandidos y tus temores vencidos. Guiados por el equipo de AME te encontrarás con espacios de entrenamiento, donde aprenderás diversas técnicas artísticas y bloques teóricos donde nos enfocaremos en la cosmovision bíblica del arte.

Un fin de semana donde tendremos grupos de debate y clases, que nos desafiaran a proyectarnos de forma eficaz en la gran comisión del arte.

Si quieres participar, escribenos en Facebook!

¿Cuál es tu fundamento?

A veces usamos ciertas palabras sin realmente tener en cuenta su significado. Una de las palabras que más uso cuando oro es “Señor”. Aunque la mayoría de las veces lo digo por costumbre o sin pensarlo. Pero ¿qué significa Señor? Viene del griego “Kyrios” y su definición es quién tiene poder legal, maestro, dueño y máxima autoridad. En Romanos 14:9 dice que Jesús murió y resucitó para ser Señor sobre todos. Sea cual sea mi condición Él es Señor.

En Lucas 6:46-49 habla de la parábola de los dos cimientos. Te invito que lo puedas leer para comprender con mayor profundidad esta reflexión. Yo antes de Jesús, tomaba mis propias decisiones, era independiente. Pero esas decisiones me llevaron a la destrucción y cuando llegué a Él, comenzó a poner orden. No sólo lo recibí como mi Salvador, sino también y sobre todo como mi Señor.

A pesar de esto, muchas veces voy a Jesús y tengo un buen tiempo con Él, pero las cosas que me dice quedan ahí solo como algo tremendo que me habló. Se vuelve algo “inspiracional” que me anima por el momento pero después olvido.

¿Cuáles son las cosas que Dios me habló que yo olvidé o no tengo presente? Dios siempre me llama a apoyarme en Su verdad, pero la mayoría de las cosas que me habló las olvido por darle mayor lugar a mis emociones y mis pensamientos. Todo esto me lleva a construir mi casa con materiales perecederos y sobre la tierra. Es bueno que te preguntes ¿Qué puse en primer lugar antes que la palabra de Dios?

Un buen fundamento para nuestra vida espiritual requiere tiempo, esfuerzo y sacrificio. Pero no tomandolo como una tortura y sufrimiento, sino como dice Mateo 11:29, entendiendo que es Dios quién me pide que camine con Él para trabajar juntos. Él ya dio promesas, ya dijo cosas sobre mi vida y también trajo dirección. Entonces ¿Cuáles son las herramientas que tengo?

Para concluir, te invito a que te preguntes ¿Qué estoy decidiendo creer? ¿A quién estoy escuchando? ¿En qué me estoy apoyando? En Deuteronomio 30:15-20 me recuerda que Dios me da todas las opciones y ahora me toca elegir a mí. Yo elijo aceptarlo como mi Señor.

¿Qué me pongo hoy?

Reflexionando en Colosenses 3, específicamente del vs 5-10 pensaba en cómo nos vestimos para vivir el día a día. Y acá se pone en batalla la naturaleza terrenal y la nueva naturaleza. Vivir en la nueva naturaleza implica renunciar, crucificar y matar a la naturaleza pecaminosa.

Matar es una acción decisiva: quitar la vida y fuerza extinguir, enfrentar constante y violentamente, acabar con algo y destruir. El pasaje dice “Hagan morir todo lo propio” ¿Qué es lo que está vivo que tenemos que matar? ¿Cuál es el viejo ropaje que tenemos que quitarnos? Es nuestra decisión vestirnos de la nueva naturaleza.

La vieja naturaleza ha creado hábitos, vicios y costumbres, las cuales debemos matar. Desarrollamos modelos de comportamiento en base de ella. Y se evidencian cómo si fuera un sistema nervioso, que funciona por instinto y está condicionado a responder de una manera fija. Por lo cual nuestros hábitos y costumbres son rápidos para salir. Por esto debemos revestirnos del nuevo ropaje para que el Espíritu Santo quite todo lo que pertenece a la naturaleza pecaminosa.

Y ¿de qué nos tenemos que vestir? Desde el vs 12 al 16, nos habla de los frutos del Espíritu, y del amor, que es el vínculo perfecto que nos lleva a mirar por otros, y nos hace salir del centro. Muchas veces este ropaje no es el más cómodo, o quizás no esté a la moda terrenal, pero es eterno, nos queda justo, no tiene agujeros y aunque pasen los años sigue intacto.

Vistámonos del nuevo ropaje todos los días y si vemos que sale el antiguo, hagamos algo, sirvamos y reconozcamos al otro. Que ya no tengamos que hacernos la pregunta de ¿Qué me pongo? Sino que sea natural decidir vivir con este nuevo ropaje en Cristo.

Valentina Montenegro es de Argentina, tiene 19 años y sirve en Jucum Rosario en los ministerios de King’s Kids, baile y AME Estudio.

¡No te quejes de lo bueno que pediste!

Hay una pregunta que quiero hacerte, a la que estoy casi seguro que aunque nadie te la haya preguntado hoy, tenés una respuesta. Y mi pregunta es ¿qué te molesta hoy?
Porque me di cuenta que muchas veces estoy molesto, y aún me quejo de las respuestas de Dios a mis oraciones; cosas que son una bendición en mi vida, pero por no verlas como tal, me enojan y termino quejándome de ellas. ¿Te pasó? Algunos ejemplos: Hace unos años atrás le pedí a Dios que me diera buenos amigos, que me edifiquen y sean de buena influencia, pero ahora me quejo de ellos porque me desafían a madurar y crecer en mi paciencia. O como hace poco, que le dije a Dios que quería aprender a confiar más en Él, pero cuando el momento llega me preocupo porque no sé de donde van a salir las finanzas que necesito. Oré durante mucho tiempo para poder ser útil en el servicio al Reino pero ahora me frustro porque siento que no llego con todo lo que tengo que hacer. Estas son solo unas pocas situaciones con las que muchos se pueden identificar. Y así llegué a la conclusión de que tengo la tendencia de quejarme por lo que me falta, siendo lo peor de todo, que olvido fácilmente los milagros que Dios ya hizo en mi vida.

En el Salmo 103 David le está dando una orden clara a su alma “Bendice alma mía a Jehová” y esto involucra algo interno. El cambio en mi queja tiene que nacer desde mis pensamientos, mis emociones y mi voluntad, porque cuando hago memoria todo mi ser se alinea a la voluntad de Dios y el fruto de esto es una adoración genuina con un corazón agradecido. El pasaje también dice: “no olvides ninguno de sus beneficios” ¿Qué beneficios me olvidé a causa de mi queja? Más adelante en el capítulo encontramos algunos como: el perdón de Dios, Su sanidad en mi vida, el que haya salvado de los “hoyos” en los que estuve, como ha de ser la depresión, la angustia, el pecado, entre otros. Tantos son los beneficios que no puedo olvidar.

Esta es la clave que encontré para sacar mi mente de la queja constante. Cada vez que no me siento con ganas de alabar o dar gracias hago memoria de lo que Dios ya hizo en mi vida. No puedo olvidar que la tranquilidad y paz que tengo hoy en día es el resultado de su perdón y sanidad en mi vida. Tampoco debo olvidar las veces que me salvó “del hoyo”, de las situaciones de cuales no vi una salida. No tengo de qué quejarme si hoy en día no tengo para un lujo, cuando Él me ha sostenido fielmente por los nueve años que llevo como misionero en Argentina. Entonces ¿en dónde está puesta mi mirada? ¿Estoy enfocándome en lo que me falta, lo que me frustra, mis pecados, equivocaciones, en lo que no me sale? Tengo que fijar mis ojos en Jesús (Hebr. 12:1-2) y darme cuenta que no vale la pena mirar lo que me falta frente a todos los beneficios de Dios.

Pyry Ihonen es obrero de Jucum Rosario desde que abrió la sede. Es de Finlandia y casado con Laura de Brasil.

Seguimos con la RED 0800!!

Seguimos activos con la Red de Acompañamiento a la Mujer. Durante este tiempo de Covid-19 recibimos bastantes casos alrededor de la ciudad de Rosario de muchas mamas en necesidad de ropita y acompañamiento.

Les queremos dar las gracias por todas las donaciones que hoy nos sirven para proveer a mamas en necesidad!

Feliz Día De Las Madres!!!

El 18 de Octubre celebramos la vida de nuestras mamas en nuestra comunidad de Jucum Rosario. Este año fue de mucha emoción ya que le dimos la bienvenida a dos hermosos bebes llamados León y Micaías! Queremos reconocer a estas mujeres de Dios por su esfuerzo, valentía y determinación a crecer cada día mas con el Señor!

Las Amamos!

Reuniones en Familia ONLINE!

Debido al Covid-19 como misión no hemos podido tener nuestras reuniones presenciales como solíamos hacer pero queremos anunciarles que como misión seguimos teniendo estas vía online y queremos invitarte a que nos acompañes en Facebook y en Instagram a nuestras reuniones en vivo todos los jueves a las 20hs. Uníte con tu familia para adorarle a Dios y escuchar Su palabra.

Podes ver los devocionales anteriores en nuestra página de YouTube y Facebook.

Youtube: https://www.youtube.com/playlist?list=PLQ5hF9yyRLKAtR9Up6wQy2XPpAs-Y7T0c